cierro los ojos imaginándote en mi cuerpo



Casi te rozo, 
he llegado dos minutos tarde 
que caprichoso, 
esta el tiempo que no seca 
y se recrea en tus ojos. 
Yo me revuelvo en este riesgo 
que me engancha más. 

Porque casi te toco, 
y me tomé la libertad de hacer cometas 
solo a mi antojo, 
para llegarte por la espalda 
y descargarte los hombros. 
Yo soplo fuerte para que puedas volar. 

Cierro los ojos, 
imaginándote en mi cuerpo 
sabes quedarte en mí 
ya me escapé contigo. 

Me llevas lejos, 
haces que pierda la cabeza 
y luego una vez más 
me tiras el discurso al suelo. 

Me cuentas tu verdad... 
Me cuentas tu verdad... 

Me sabe a poco, 
porque llené de garabatos la libreta 
y hacer el loco, 
y me ganado el doctorado en aprenderte 
lo noto. 
Tú no me vences cuando me vas a pasar. 

Porque casi te toco, 
y tú a lo tuyo y yo a lo mío 
y si alguien habla nos hacemos los sordos, 
que de tirones a mi camiseta 
sabes un poco. 
Como me gusta que te acerques sin pensar. 

Cierro los ojos, 
imaginándote en mi cuerpo 
sabes quedarte en mí 
ya me escapé contigo. 

Me llevas lejos, 
haces que pierda la cabeza 
y luego una vez más 
me tiras el discurso al suelo...